La importancia de la motivación en el estudio

Publicado el 27/06/2022 Por

Habitualmente, nuestras estrategias de motivación para el estudio están condicionadas por nuestra percepción de la materia o asignatura, o de las tareas que tengamos que realizar para estudiar. Por ejemplo, seguramente no percibiremos igual estudiar para una materia con mucho material teórico que para otra que sea más práctica.

Para poder tener una mayor motivación para el estudio es importante seguir estos puntos:

  1. Planificar la sesión de estudio

Es esencial comenzar por planificar tu sesión de estudio. Elegir qué materia o materias vas a estudiar e intentar ponerte un tiempo límite para hacerlo. Una buena idea es realizar un listado con las tareas a realizar durante la sesión y ordenarlas según su prioridad.

  • Establecer metas pequeñas

El establecimiento de pequeñas metas u objetivos en aquellos momentos en los que el material de estudio o trabajo sea de gran volumen **nos ayudará a sentirnos realizados y por lo tanto a mantener nuestra motivación alta.

  • Hacer primero lo más difícil

Durante los primeros momentos de estudio es cuando tenemos más energía. Esta energía se irá consumiendo poco a poco conforme pasen las horas, por lo tanto, es mucho más eficaz realizar aquellas actividades o estudiar aquellas materias que nos resulten más difíciles en estos momentos.

  • Evitar las distracciones

Teléfono móvil, redes sociales, internet, televisión, etc. Todo esto son agentes distractores ¡que nos desvían de nuestra tarea y hacen que nuestra mente se disperse, haciendo mucho más difícil volver a concentrarnos en nuestra tarea.

  • Descansar de vez en cuando

Es muy recomendable tomarse cierto tiempo de descanso antes de que la fatiga se apodere de nosotros. Si dejamos nuestra tarea cuando ya no podemos más nos será muy difícil retomarla y, seguramente, lo haremos desmotivados.

  • Premiarse

Una vez acabada la sesión de trabajo o de estudio prémiate con pequeñas recompensas. Si crees que los has hecho bien o que el trabajo ha sido productivo permítete alguna recompensa que te motive.

Para poder hacerlo de manera eficaz puedes seguir los siguientes pasos:

  • Ponte una meta y establece la recompensa de antemano. Así estarás motivado para conseguirla.
  • Para que la recompensa sea efectiva, ha de ser proporcionada al esfuerzo o dificultad de la tarea.
  • Si crees que no has rendido lo suficiente no te premies, sino no tendrá ningún efecto cuando lo hagas.
  • Las auto-afirmaciones también son pequeñas recompensas que podemos ir dándonos mientras estamos trabajando.

Categoría

Compártelo en redes sociales